Maximización de la experiencia del cliente con una configuración mínima

Knud Madsen

Group Product Manager


Watch our video with Group Product Manager Knud Madsen

La velocidad de internet es un recurso limitado, sin embargo la demanda de ancho de banda por parte de los consumidores no deja de crecer.

La transmisión de contenido continúa su auge de popularidad y, según una encuesta, el 75 % de los huéspedes de hotel desean acceder actualmente a Netflix cuando viajan.[1]

Por tanto, se necesita suficiente ancho de banda para suministrar el contenido que los usuarios desean. Para conseguir esto de un modo efectivo, una red tiene que gestionar la distribución del ancho de banda.

Nosotros estudiamos la mejor forma de distribuir el ancho de banda en las instalaciones de hoteles, residencias de mayores o centros educativos, con el fin de garantizar la satisfacción de los usuarios finales y el uso óptimo de los recursos.

¿Qué es la gestión del ancho de banda?

En general, la gestión del ancho de banda es el proceso automático o manual mediante el cual se distribuye el ancho de banda disponible (y, por lo tanto, la velocidad de conexión a internet) entre los dispositivos conectados a una red determinada.

¿Por qué es importante la gestión del ancho de banda?

La velocidad de internet es un recurso limitado para cualquier establecimiento. La capacidad siempre es finita, tanto si hablamos de la conexión más rápida de fibra para un hotel del centro de la ciudad como de una conexión ADSL inestable en una zona de acampada en el bosque.

Esa capacidad se tiene que compartir con cualquier usuario conectado a la red que lo necesite en algún momento.

Pero, sobre todo en los casos donde la conexión a internet es más lenta, un número reducido de usuarios podría consumir rápidamente todo el ancho de banda disponible.

Como consecuencia, la experiencia de los clientes que no reciben su parte proporcional de conexión será de mala calidad.

Por lo tanto, para garantizar una experiencia óptima a todos los usuarios, es necesario gestionar el ancho de banda.

¿Cómo se gestiona el ancho de banda?

El ancho de banda se puede gestionar mediante uno de estos dos enfoques: dinámico o estático (clásico).

El enfoque estático de gestión del ancho de banda es restrictivo. Establece un límite de ancho de banda para cada punto final o grupo de puntos finales.

El enfoque dinámico de gestión del ancho de banda consiste en una asignación automática. El ancho de banda se asigna de forma dinámica a cada punto final, dependiendo de los requisitos de uso en cada momento. Al garantizar un ancho de banda mínimo en la red, también se garantiza que ningún punto final acapare toda la capacidad.

A continuación, se ofrece una comparación de ambos enfoques:

Dinámico Estático / Clásico
Método de distribución Asignación
Ajuste dinámico en tiempo real por cada punto final, en función de la demanda en toda la red.
Limitación
La máxima velocidad se define en cada punto final.
Ventajas – La conexión a internet se comparte de manera más justa entre todos los usuarios.
– Mejora de la experiencia de usuario en general: todos los usuarios reciben un ancho de banda más proporcional en relación con sus necesidades.
– Se utiliza toda la capacidad de ancho de banda.
– Se reducen las probabilidades de recibir quejas relativas al servicio de internet.
– Control manual de todos los puntos finales.
– Posibilidad de aumentar las ventas mediante la introducción de un nivel de pago de ancho de banda adicional.
Desventajas – Este enfoque es más útil cuando solo se ofrece un nivel de acceso a internet para los usuarios. – Con este enfoque, una gran parte del ancho de banda disponible podría desaprovecharse.

¿Qué ofrece la solución EoC de TRIAX?

TRIAX Ethernet over Coax (EoC) ofrece una red IP empresarial de 1 Gbps que aprovecha el cableado coaxial existente en un edificio o grupo de edificios. Al aprovechar el cableado de televisión existente, los costes de instalación se reducen considerablemente y la instalación también es favorable para el medioambiente.

Para proporcionar la máxima flexibilidad, TRIAX EoC ofrece los dos métodos de gestión del ancho de banda: estático o clásico y dinámico.

De este modo, el administrador tiene total libertad para elegir entre el enfoque dinámico, con el fin de optimizar automáticamente el uso del ancho de banda, y el enfoque estático o clásico, especialmente útil en entornos del sector de hospitality en los que la venta de productos de calidad superior, o venta dirigida, es importante.

Siga leyendo para conocer algunos de los escenarios en los que el enfoque de gestión dinámica del ancho de banda ofrece ventajas.

Escenarios en los que la gestión dinámica del ancho de banda (DBM) del EoC de TRIAX optimiza la experiencia del usuario

Hotel de congresos

En un hotel de congresos clásico la demanda de conexión a internet se origina en diferentes áreas del hotel según la hora del día. Bien entrada la tarde, la principal demanda de una conexión rápida y óptima a internet procederá de las habitaciones del hotel desde donde los huéspedes ven canales IPTV y películas en directo, gestionan su correo electrónico, etc. Durante el día, la demanda probablemente procederá del área de conferencias donde se reúnen los asistentes.

Si se utiliza el enfoque clásico y limitado de gestión del ancho de banda, una gran parte de la capacidad sin usar y no disponible estará asignada a los puntos finales de las habitaciones del hotel en una situación en la que la demanda en el área de conferencias es elevada. Mediante la gestión dinámica del ancho de banda con el sistema EoC, la capacidad sin utilizar en las habitaciones estará disponible en el área de conferencias, por lo que la conexión a internet de los usuarios es mucho mejor. Y por las tardes sucederá al contrario.

Colegio / universidad

En un colegio o universidad se produce una situación similar. La mayor demanda de rendimiento en este caso se producirá en las aulas o las salas de conferencias durante las clases, y en las zonas comunes durante las pausas y la hora del almuerzo. En este caso, la gestión dinámica del ancho de banda de TRIAX EoC también garantizará la asignación dinámica del ancho de banda en las áreas con una mayor demanda, sin que la disponibilidad mínima se vea comprometida en otros puntos finales.

Diferentes perfiles de huésped

En un hotel normalmente hay diferentes perfiles de huésped. Algunos huéspedes están más familiarizados que otros con la tecnología digital. Mediante la gestión dinámica del ancho de banda de TRIAX EoC, no es necesario restringir el acceso de los usuarios que necesitan un alto rendimiento porque es posible limitar los puntos finales para que dispongan de la misma capacidad. La solución EoC permite garantizar que cada punto final tenga la misma capacidad, pero la capacidad que un punto final no utilice se podrá asignar de manera dinámica a otros puntos finales y, de este modo, mejorar la experiencia de usuario.

 

[1] Hospitality Wi-Fi Survey of Guests & Hoteliers, Hotel Internet Services (HIS), 2019